Crecen los emprendedores en España

La Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) española -que mide las iniciativas con menos de 3,5 años de vida en el mercado-, ha aumentado un punto con respecto al año anterior (del 5,2% al 6,2%) y, por primera vez en 8 años ha superado el umbral del 6%, acercándose a cifras anteriores a la crisis (7,6% en 2007). A pesar de este incremento, el índice en España sigue estando por debajo de la media europea (8,1%), aunque supera a economías como Francia (3,9%), Italia (4,3%) o Alemania (5,3%).

El emprendimiento está viviendo un apogeo en todo el mundo y presenta un predominio de las iniciativas impulsadas por oportunidades del mercado, aunque destaca una disminución en las perspectivas de creación de empleo en todos los niveles de desarrollo económico.

La tasa de negocios establecidos (con más de 3,5 años en el mercado) también ha mejorado, situando a España en la media de los países europeos, que alcanza el 7%, y por encima del total de las economías impulsadas por la innovación. Y respecto a las motivaciones a la hora de crear un negocio, el 68,5% de las personas lo hace porque detecta oportunidades en el mercado, mientras que al 28,3% lo impulsa la necesidad.

Cinco aspectos imprescindibles para emprender con éxito

1. Creatividad e Iniciativa

Ser capaces de desarrollar nuevos métodos en lugar de emplear los procedimientos típicamente establecidos.

2. Nicho de mercado

Es importante analizar cuál es la competencia en aquel que se haya seleccionado y las oportunidades y la demanda en los mismos.

3.Especialización

En la actualidad, existen un mayor número de personas especializadas en un determinado nicho del mercado frente a lo que ocurría hace algunos años, en los que la tónica predominante era una persona que de encargaba de todo.

4.Modelos de trabajo horizontales

Trabajar unidos y bajo la misma tónica se consigue bajo los modelos de trabajo horizontales y no verticales. Es la clave para conseguir que los empelados trabajen “como una piña”.

5.Inversión en marketing y comunicación

Es cada vez más importante dedicar parte del presupuesto a potenciar la imagen de la compañía de cara al público y al cliente, sobre todo a través del mundo digital y el PR.