¿Qué es una Startup?

Una Startup es un modelo de negocio empresarial que busca arrancar, emprender o montar un nuevo negocio. Generalmente son empresas relacionadas con las ideas innovadoras asociadas al desarrollo tecnológico, como el diseño y desarrollo web.

Dentro de la definición de startup entra el mundo del emprendimiento, ya que es un proceso que comienzan como una idea de negocio creativo, y lo siguiente es agregar diferenciación a dicha idea a través de la innovación, para finalmente emprender el negocio.

¿Cómo crear una Startup?

Como ya hemos comentado, aunque una startup puede referirse a compañías de cualquier ámbito, la mayoría tiene un fuerte componente tecnológico y están relacionadas con el mundo de Internet porque tienen asociados unos costes de desarrollo menores que empresas de otros ámbitos. Esto hace que las necesidades de financiación para su puesta en marcha sean sensiblemente inferiores, lo que facilita su crecimiento en el medio y largo plazo.

Y ¿cuáles son los modelos de financiación de una Startup?

Dejando de lado el modelo convencional de de pedir un crédito al banco o a una empresa dedicada a ello, son:

Family, Friends and Fools, que consiste en un capital inicial aportado por la familia y amigos y por los propios socios, que da el margen necesario para llevar a cabo la ejecución inicial de la idea, testar su funcionamiento con usuarios reales y adquirir los primeros beneficios.

Fondos de inversión (Venture Capital), que se dedican, entre otras cosas, a financiar startups que consideran potencialmente exitosas. A través del capital aportado adquieren parte de la empresa de la que se benefician día a día con sus ingresos o en el momento de su venta. Dependiendo del VC, invierten en startups en estado temprano si son muy prometedoras, ya que, aunque sea un producto de mayor riesgo en caso de éxito reporta mayor beneficio al controlar gran parte de la empresa. Los factores principales, para obtener este tipo de inversión son el número de usuarios y el beneficio obtenido hasta la fecha. También se estudia el mercado, la idea, el equipo, los competidores, sociedades, etc.

Han sido muchas las Startups que han dejado de ser un modelo empresarial emergente y han pasado a ser una empresa convencional, como por ejemplo Instagram, y esto ocurre cuando ya no es una entidad independiente, sino que se ha fusionado o ha sido adquirida por otra empresa, sale a cotizar en bolsa, sus ingresos se equiparan a sus gastos etc.

En definitiva, la filosofía de una Startup se basa en:

  • Innovación continua
  • experiencia previa
  • necesidad del mercado
  • competencia
  • elaboración de la parte de negocio
  • ejecución de la idea
  • venta del producto
  • contactos
  • financiación y su gestión
  • factor suerte
  • Transformación continua